lunes, agosto 30, 2021

Afirmacionismo

Y hemos concordado en que una locura cualquiera deja de serlo en cuanto se hace colectiva, en cuanto es locura de todo un pueblo, de todo el género humano acaso.
En cuanto una alucinación se hace colectiva, se hace popular, se hace social, deja de ser alucinación para convertirse en realidad.
Vida de Don Quijote y Sancho
Miguel de Unamuno
Alianza Editorial
Madrid, 2004

lunes, julio 26, 2021

Confianza y estabilidad política

Estaba un día Antígono ocupado en dar audiencia a embajadores, y llegando a este tiempo Demetrio de la caza, se acercó a su padre y le besó armado como estaba, sentándose a su lado.

 Antígono entonces, saludando en voz alta a los embajadores, a quienes ya había respondido, "también podréis -les dijo- anunciar lo que en nosotros habéis visto en orden a la unión en que vivimos", queriendo significar que la concordia y la confianza entre él y su hijo daba gran fuerza a su reinado y era demostración de su poder.

Porque estando generalmente los imperios reñidos con la comunicación, y llenos de desconfianza y discordia, tenía a gran dicha el mayor y más cercano de los sucesores de Alejandro estar tan distante de temer a su hijo que éste, armado de lanza, se llegaba muy cerca de su persona.

Demetrio 
Vidas Paralelas 
Tomo IV
Plutarco
Editorial Iberia S.A.
Barcelona 1979

miércoles, abril 28, 2021

Lamentable tono político

 
Expositor solemne de frases pomposas y contextura rígida, desconocedor de los hombres y de sus menudas insidias y pasiones, era yo incapaz de plegarme a los culebreos y marrullerías de la táctica parlamentaria.

Perdida la fe en los grandes ideales, las luchas del Parlamento no se encaminan hoy a fines de la utilidad social y el engrandecimiento de la patria, sino a los egoístas del medro de un partido y de la prosperidad personal.
Para el orador de posición, escollo y rémora de los gobiernos parlamentarios, el objetivo inmediato consiste en desacreditar a los ministros, cualesquiera que ellos sean, y con tal de lograr sobre el leader ministerial alguna ventaja y la consiguiente turbación en la mayoría, importábale a aquél un ardite que el torneo degenere en riña y que el noble florete sea sustituido por la trapera navaja. 

El Hombre Natural y el Hombre Artificial
Cuentos de Vacaciones 
Obras Literarias Completas
Santiago Ramón y Cajal
Aguilar Joya
Madrid 1950

lunes, marzo 08, 2021

Lucidez del surrealismo

 
Imagino también, y sin duda no soy el único, que un golpe de Estado inesperado y providencial me ha convertido en dictador mundial. Dispongo de todos los poderes. Nada puede oponerse a mis deseos.
 Siempre que se presenta esta ensoñación, mis primeras decisiones se dirigen a combatir la proliferación de la información, fuente de toda zozobra.
Luego, cuando me entra el pánico ante la explosión demográfica que está agobiando a México, imagino que convoco a una decena de biólogos y les doy la orden terminante de lanzar sobre el planeta un virus atroz que lo libre de dos mil millones de habitantes.
Aunque, eso sí, empiezo diciéndoles valerosamente: «Aunque ese virus tenga que atacarme a mí.»
Luego, secretamente, trato de escurrir el bulto, hago una lista de personas a las que hay que salvar: algunos miembros de mi familia, mis mejores amigos, las familias y amigos de mis amigos. Empiezo y no acabo.
Abandono.
Mi Último Suspiro
Luis Buñuel
Plaza & Janés
Barcelona, 1982

miércoles, septiembre 02, 2020

Adiós al verano diferente

Pero no te apures que nada mermará tu gloria, que ha de extenderse tanto como la luz de la aurora.
  
Para ti la muralla; te la cedo.
En cuanto los aqueos regresen en sus naves a su patria, derríbala;
  
sepúltala en el mar y enrarena otra vez la espaciosa playa para que de ella no quede ni rastro.
Canto VII
La Ilíada
Homero
Traducción de Juan B. Bergua
Ediciones Ibéricas
Madrid, 1965

jueves, julio 23, 2020

Arrieritos somos

 
Probablemente en su pueblo se les recordará
como cachorros de buenas personas,
que hurtaban flores para regalar a su mamá,
y daban de comer a las palomas.

Probablemente que todo eso debe de ser verdad,
aunque es más turbio cómo y de qué manera
llegaron esos individuos a ser lo que son,
ni a quién sirven cuando alzan las banderas.

Hombres de paja que usan la colonia y el honor
para ocultar oscuras intenciones.
Tienen doble vida, son sicarios del mal.
Entre esos tipos y yo hay algo personal.

Rodeados de protocolo, comitiva y seguridad,
viajan de incógnito en autos blindados
a sembrar calumnias, a mentir con naturalidad,
a colgar en las escuelas su retrato.
Se gastan más de lo que tienen en coleccionar
espías, listas negras y arsenales.
Resulta bochornoso verles fanfarronear:
a ver quién es el que la tiene más grande.

Se arman hasta los dientes en el nombre de la paz.
Juegan con cosas que no tienen repuesto.
Y la culpa es de el otro si algo les sale mal.
Entre esos tipos y yo hay algo personal.

Y como quien en la cosa nada tiene que perder,
pulsan la alarma y rompen las promesas.
Y en nombre de quien no tienen el gusto de conocer,
nos ponen la pistola en la cabeza.
Se agarran de los pelos, pero para no ensuciar
van a cagar a casa de otra gente
Y experimentan nuevos metodos de masacrar,
sofisticados y a la vez convincentes.
No conocen ni a su padre cuando pierden el control,
ni recuerdan que en el mundo hay niños.
Nos niegan a todos el pan y la sal.
Entre esos tipos y yo hay algo personal.
Pero eso sí, los sicarios no pierden ocasión
de declarar públicamente su empeño en propiciar
un díalogo de franca distensión,
que les permita hallar un marco previo

que garantice unas premisas mínimas,
que faciliten crear los resortes
que impulsen un punto de partida sólido y capaz,
de este a oeste, y de sur a norte,
donde establecer las bases de un tratado de amistad,
que contribuya a poner los cimientos
de una plataforma, donde edificar
un hermoso futuro de amor y paz.

Algo Personal
Cada Loco Con su Tema
Joan Manuel Serrat
Ariola, 1983

viernes, mayo 01, 2020

Desescalada

 
Cada mañana, la bruja acudía al establo y decía:
- Hansel, saca un dedo para que vea si has engordado.
Pero Hansel sacaba un hueso, y la vieja, que tenía muy mala vista, creía que era un dedo, y se preguntaba por qué no engordaba.
Al cabo de cuatro semanas, Hansel seguía muy flaco, así que la bruja se cansó y no quiso esperar más:
- Gretel -llamó-, mañana cocinaré a Hansel, esté gordo o flaco.
Caillou - Hansel y Gretel
Cuento Popular
Editorial Everest
Madrid 2012

martes, abril 21, 2020

Micropoema de prisionero

La propuesta educativa...
...el valioso y edificante trabajo de Pedro
de las Fichas del Confinamiento
Victorzurdo y Pedro S. González
Manuscrito, Madrid 2020