domingo, agosto 27, 2006

Primavera de chicle

Cuando se acerca el verano la gente se pone de buen humor; todo el mundo hace barbacoas, o queda en las terrazas, y disfruta del buen tiempo como si lo acabaran de inventar. Cada otoño parece la continuación del anterior, pero cada primavera es la primera.



Se habla de los planes de vacaciones, y el tiempo libre se estira en las agendas como si fuera chicle, pero ni siquera queda tiempo para actualizar los blogs.
Yo lo hago ahora. Tengo muchos dibujos en lista de espera; una semana en la playa, otra en Turquía. Y quedar para contarlo, porque si no es como si no hubieras estado allí.
Permanezcan en sintonía.

2 comentarios :

dibujoslocos dijo...

Buenas...!
Todo bien por aca?

Muy Buen Blog!

Si tenes ganas de pasar por el mio, estas más que invitado.

Saludos!

Aitana dijo...

La nostalgia se dispara cuando tengo recuerdos de las estaciones. Para mi el otoño nunca pasó desapercibido, siempre me parece que es el primero. Aquí sólo hay dos estaciones, una en la que llueve y otra en la que no llueve. Echo de menos los colores de las estaciones, sobretodo los tonos amarillos del otoño, las alfombras de hojas. De pequeña el otoño me despertaba unas grandes ganas de ser barrendera, los veìa por la calle recogiendo las hojas con sus largos pinchos, y me preguntaba si luego se las llevaban a su casa. Yo lo hubiese hecho, claro que en ese entoces ni se me ocurría, mi madre me hubiese matado, bastante tenìa con que recogìa todos los papeles del suelo y los guardaba en los bolsillos para luego tirtarlos en la basura de casa. "Que no tires papeles al suelo no significa que tengas que recoger los de los demàs".