jueves, septiembre 22, 2016

La invención del marginado

Ese gesto que proscribe es tan súbito como el que había señalado a los leprosos; pero como en el caso de aquél, su sentido no puede obtenerse de su resultado.
No se había expulsado a los leprosos para contener el contagio; hacia 1657, no se ha internado a la centésima parte de la población de París para liberarse de los "asociales".
El gesto, sin duda, tenía otra profundidad: no aislaba extraños desconocidos, y durante largo tiempo esquivados por el hábito; los creaba, alterando rostros familiares en el paisaje social, para hacer de ellos rostros extraños que nadie reconocía ya.
Provocaba al extraño ahí mismo donde no lo había presentido; rompía la trama, destrababa familiaridades; por él, hay algo del hombre que ha quedado fuera de su alcance, que se ha alejado indefinidamente en nuestro horizonte.
En una palabra, puede decirse que ese gesto fue creador de alienación.
Historia de la Locura en la Época Clásica I
Michel Foucault
Fondo de Cultura Económica
Buenos Aires 1990

domingo, agosto 28, 2016

Aliados

 Con dos años, dos flores
cumples ahora.
Dos alondras llenando

toda tu aurora.

Niño radiante :
va mi sangre contigo

siempre adelante.
Sangre mía, adelante,

no retrocedas.
La luz rueda en el mundo, 
mientras tú ruedas.
 Todo te mueve, 
universo de un cuerpo 
dorado y leve.

Herramienta es tu risa, 
luz que proclama

la victoria del trigo 
sobre la grama.
Ríe. Contigo 
venceré siempre al tiempo 
que es mi enemigo.
Miguel Hernández
del Cancionero y Romancero de Ausencias
Ctdo. en
Últimas Ausencias Para un Niño
Algunas Notas a Dos Cuentos de Miguel Hernández

José Carlos Rovira
Palas Atenea Ediciones
Madrid 1988

sábado, julio 23, 2016

Fuerza y flaqueza de la fe

 
La mayor parte de nuestra conducta es religiosa. Apenas importa que seamos creyentes verdaderos o ateos.
Es un hecho que no existe suficiente conocimiento para basar nuestra visión del mundo por entero en la ciencia. Nos zambullimos en el mar ignoto de la experiencia y creemos lo suficiente en nosotros para superar los desastres imprevistos. Creer es necesario para intentar cualquier cosa fuera de lo común.
Y la triste verdad es que la religión organizada desalienta las conductas que se salen de lo común, a fin de que la mayoría de los creyentes no intente ataques trascendentales, que estremezcan los paradigmas, contra ideas inculcadas.
Los 13 sueños que Freud nunca tuvo.
La nueva ciencia de la mente.
J. Allan Hobson
Fondo de Cultura Económica
México 2007

viernes, junio 10, 2016

Decrecimiento

 
Motor cars, handle bars,
Bicycles for two.
Broken hearted jubilee.

Parachutes, army boots,
Sleeping bags for two.
Sentimental jamboree.

Buy! buy! Says the sign in the shop window.
Why? why?
Says the junk in the yard.
   
Candlesticks, building bricks,
Something old and new.
Memories for you and me.

Buy! buy!
Says the sign in the shop window.
Why? why?
Says the junk in the yard
Paul McCartney
McCartney
Apple Records/EMI 1970


martes, mayo 03, 2016

El refugio de ocuparse

-[...] Las cosas que la gente hace son los resguardos contra las fuerzas que nos rodean; lo que hacemos como gente nos da consuelo y nos hace sentirnos seguros; lo que la gente hace es por cierto muy importante, pero sólo como resguardo.
 Nunca aprendemos que las cosas que hacemos como gente son sólo resguardos, y dejamos que dominen y derriben nuestras vidas. De hecho, podría decir que para la humanidad, lo que la gente hace es más grande y más importante que el mundo mismo.
-¿A qué llama usted el mundo?
-El mundo es todo lo que está encajado aquí -dijo, y pateó le suelo-.
La vida, la muerte, la gente, los aliados y todo lo demás que nos rodea. El mundo es incomprensible. Jamás lo entenderemos; jamás desenredaremos sus secretos.
Por eso debemos tratarlo como lo que es: ¡un absoluto misterio!
Una Realidad Aparte
Nuevas Conversaciones con Don Juan
Carlos Castaneda
Fonde de Cultura Económica
Madrid 2002

miércoles, marzo 09, 2016

Necesidad de extravagancias

No ser conformistas, no vestir los trajes clásicos de su público, sino dejarse crecer el cabello e incluso no lavárselo, hacer gestos estrafalarios, romper cristales, luchar, gritar y tirarse por las escaleras.
Cuando se les vea actuar así, -sin respetabilidad, incluso sin decoro-, entonces se sabrá que algo va a ocurrir en ese grupo, algo perturbador, algo irregular, algo valiente y sincero.
El biólogo nos dice que el progreso es el resultado de mutaciones. Mutación es sinónimo de extravagancia.
Por el amor de Dios, un poco más de comportamiento extravagante, no menos.
Tal vez el 90% de las extravagancias no sean sino meras extravagancias, ridículas y patéticas, que no conduzcan a ninguna parte y no sirvan más que para crear dificultades.
Pero si las eliminamos -imponiendo la pauta del conformismo-, nadie en América será nunca realmente joven y nos quedaremos de pie en el punto muerto de la nada.

Piezas cortas
Tennessee Williams
Alianza Editorial
Madrid 1970

viernes, febrero 19, 2016

Sed títeres

Lo terrible es hasta qué punto ya no se puede decir nada... Nietzsche, Schopenhauer y Spinoza no serían aceptados hoy.
Lo políticamente correcto, con la magnitud que ha adquirido, hace inaceptable casi toda la filosofía occidental.
Hay cada vez más cosas sobre las que es imposible pensar. Es aterrador. [...]
Es un proyecto que se sostiene: una humanidad indiferenciada, plana. Sólo que intentan crearla mediante la castración, mediante la obligación, y así no puede funcionar.
No sé lo que puede ser la humanidad, pero en el momento presente se han impuesto normas excesivas sin aportar a cambio satisfacciones reales. ¿Qué gano con ser políticamente correcto? Ni siquiera me prometen setenta y dos vírgenes. Sólo prometen que podré seguir jorobándome, que podré comprar polos Ralph Lauren...
"Entretien avec Christian Authier"
L'Opinion indepéndante, enero de 2002
Recopilado en
Intervenciones
Michel Houellebecq
Anagrama, Colección Argumentos
Barcelona 2011

viernes, enero 15, 2016

Mirada marciana

Sóc asocial, no suporto els grups, m’estimo més parlar poc amb la gent. Aquesta sensació de no entendre com funcionen les coses em ve de fàbrica. Per tant, no ho sé.
Un relat que parlés d’una relació entre una parella, per exemple. Doncs en faig una descripció freda perquè jo mateix no entenc què és una relació. No entenc què són certes coses. No entenc què és la felicitat, no entenc què és l’amor. Puc entendre la passió, això sí que ho entenc claríssimament. Però no entenc gaire l’amistat.
Hi ha moltes coses que no entenc. Per això suposo que escric i que allò que observo no ho acabo d’entendre. Per això hi ha aquesta mirada de marcià.