lunes, octubre 23, 2006

Huir del camino recto


Me gustan los párpados de Pilar, que tienen un puntillo oriental, pero no me gustan las casas con muchas líneas rectas. Las líneas rectas no me salen porque la línea se arquea como un párpado.
Huyo de las esas líneas gracias a gorrinos malencarados, santones pacientes y guerreros desnudos.

4 comentarios :

emmanueljg dijo...

Yo sin embargo... Adoro la línea recta; aunque sólo en los dibujos. La curva fluye y se me escapa, y no logro atraparla si no es tras una infinitud de bocetos.
Saludos y adelante con los dibujos...

atenea crisoelefantina dijo...

a la chiquilla le falla algo... creo que está desproporcionada... hmmm...
:(

victorzurdo dijo...

Sí, está un pelín cabezona. Es difícil proporcionar cuando la gente no posa expresamente para uno. Si miras con atención descubrirás errores parecidos en muchos de los dibujos. Pocos dibujos quedan perfectos cuando los haces sin encaje previo.
Pero es más divertido hacerlos así.

ace76 dijo...

Me ha gustado mucho tus dibujos. Especialmente, los de Turquía. Estambul es una de mis ciudades favoritos.

Y por cierto, ¡feliz cumpleaños!

Un abrazo.