sábado, marzo 29, 2008

¿Es el destino un vector?


Algunos sucesos parecer tener una dimensión que va más allá de la casualidad habitual. Mucha gente llama destino a esa fuerza desconocida que hace malabarismos para que las cosas acaben sucediendo tal y como suceden. Me recuerdan a la mujer que le preguntó al policía que había junto a su coche si estaba mal aparcado, y a la que respondieron "Señora, en alguna parte tengo que estar".

El destino de un cuerpo que soltemos a una determinada altura es caer. Para no caer, sólo hay que agarrarse a algo que no vaya en nuestra dirección.

3 comentarios :

Ygriega dijo...

espektakulares tus dibujos, cuentan historias del día a día desde un lado bizarro y melankóliko. me fascinan!

Patto dijo...

agarrarse o aletear!

victorzurdo dijo...

¡Cuánta razón tienes, Patto! Olvidaba la mejor opción.