martes, mayo 20, 2008

Carmen, o la lucidez de la intuición


Ahora que la memoria a veces la traiciona, Carmen apoya con más frecuencia su lucidez en la intuición. Puedo notar cómo me evalúa con una mirada justo antes de sonreirme.
Carmen sabe ahora mejor que nunca que me cae tan bien como yo la caigo a ella. Por eso disfrutamos tanto cuando paseamos por sus recuerdos, Sofía de una mano, yo de otra.
El tiempo es una bestia mitológica y terrible dormida a sus pies.
A lo mejor por eso nadie levanta la voz mientras charlamos.

5 comentarios :

Aitana dijo...

Niño, se me ponen los pelillos de punta.

Y te mando un beso.

sofia de juan dijo...

GRACIAS

Guille dijo...

Este post se sale.
Besitos desde Linux!

Salvador R. dijo...

Me encantaron tus dibujos...


Soy de Mexico, llegue a tu blog por medio de google,me gustaron mucho tus obras y sobre todo que les agregues texto.


Saludos!!

Dinamita ACME dijo...

ya es hora de que actualices, no?
que pasa con tus admiradores? piensa en ellos!!!
jajajaj
un besazo
(pero hazme caso, eh?)