miércoles, noviembre 18, 2009

Lo prometido

El otro día me crucé en el espejo con un señor con bigote, y caí en la cuenta de que era el momento de rendir cuentas sobre aquella eterna promesa que escuchábamos de pequeños: lo entenderás cuando seas mayor.

Bueno, sigo sin entenderlo.
Y podéis dejar de disimular; ya sé que los demás tampoco.

11 comentarios :

Anónimo dijo...

Yo sí lo entiendo.

Tania y Adam dijo...

no se si te entiendo pero guapo estas un rato!!!
un beso

la señorita rottenmeier dijo...

Jajaja, parece que estés haciendo punto...
A lo mejor es que todavía no te has hecho mayor.

Y el listillo de arriba ya podía identificarse.

Aitana dijo...

Yo he llegado a enteder muchas cosas, pero no sé por qué sospecho que me quedan unos años para seguir entendiendo otras tantas.
Y guapo, guapo, oiga.

Aitana dijo...

¿Te has fijado que los ojos los has hecho un poco como las ilustraciones de los niños?
¿Peter Pan?
God bless you!

Anónimo dijo...

Yo es k todavia no soy mayor, siempre he pensado k sabré k me he hecho mayor cuando lo entienda.
Esos ojos de ilustración infantil no pegan con el bigotón.
Bss
Ab

victorzurdo dijo...

Vayamos por partes:
T&A, y Aitana, gracias por los cumplidos.
Sí, srta. R, el listillo podía identificarse o, por lo menos, explicar lo que entiende; no se puede tirar la piedra, y esconder la mano. Parace que haga punto, porque el dibujo en el fondo es una cosa muy artesanal. Y bueno, a lo mejor no me hago mayor nunca; es mejor que una crema antiarrugas, y más barato.
Ab, veo que tampoco se apunta a la adultez. Así está usted, hecha una jovenzuela.
En vista de los comentarios, en todo caso, está claro que los ojos pegan, y lo que no pega es el bigote.
También significa que los proyectos para "cuando sea mayor" aún no tienen que desecharse. Ole.

Aitana dijo...

¡Menos mal!
Que andaba yo hoy con esa bajona de "no he hecho nada con mi vida" pero resulta que me quedan unos cuantos años para llevarme alegrías y desilusiones.
Para celebrarlo, me voy a preparar un lomo de bacalao a la plancha con alcachofas salteadas.
He dicho.

Tania y Adam dijo...

Vaya discursos!!!!
COn bigote os sin el...
alunico niño que veo por aqui es a mi hijo, no os hagais tantas ilusiones que la inocencia la perdimos hace tiempo!!!! de ahi las cremas antiarrugas... luego ya, si queremos seguir jugando es otra historia.
Besos

victorzurdo dijo...

Puntualicemos; una cosa es perder la inocencia, y otra llegar a la madurez.
Y queremos seguir jugando, claro. ¿Y quién no?
A mí lo de hacerme mayor o no, me da lo mismo, sobre todo considerando que, arrugarme, me arrugo igual.
Del que no se ha vuelto a saber, es del anónimo. A ver si es que, al final, no entendía nada...

Evelyn dijo...

Me encantan los dibujos, son muy buenos!.
Saludos desde Argentina.
Eve