lunes, mayo 10, 2010

Resilencia


Seguramente aún no he empezado a ir al colegio, y estoy sentado en el suelo, dibujando caballitos en un cuaderno de espiral. Huele intensamente a detergente y a ropa limpia y mojada, y la luz del sol entra con fuerza por la puerta de la terraza de la cocina, haciendo titilar las partículas de polvo que flotan en el aire.

- Mira: son moléculas - dice mi hermana.
-¿Qué son moléculas?
- Si coges cualquier cosa y la vas partiendo en cachitos cada vez más pequeños, lo que te queda cuando ya no se puede partir más, eso es una molecula.

Y yo me siento tranquilo, porque he nacido en un mundo donde hasta la cosa más pequeña se puede ver a simple vista si brilla con suficiente intensidad.

5 comentarios :

Ab dijo...

K suerte tienes de tener una hermana k te explica todo lo k tu no sabes !!!

victorzurdo dijo...

Mucha suerte; muchísima.

ViDa FriDa dijo...

El olfato es uno de los sentidos que más nos transportan al pasado, tal vez por eso al oler la ropa limpia y mojada de tu recuerdo he podido verme sentada en el suelo mirando moléculas.

Marga dijo...

Qué bueno el primer retrato,lo has clavao!

Tania dijo...

El olfato...y la nostalgia de lo tranquilo que se estaba o por lo menos yo siempre tuve la seguridad de que estaba tranquila o ...eso lo pienso ahora y proyecto lo que desearía...siempre fueron mejores los tiempos pasados...
Bueno, eso no es verdad, sólo más seguros.