viernes, julio 02, 2010

Fuente y caudal



El individuo puede tener presentes toda clase de objetivos personales, de fines, de esperanzas, de perspectivas, de las cuales extrae la energía para los grandes esfuerzos y actividades; ahora bien, cuando lo impersonal que le rodea, cuando la época misma, a pesar de su agitación, en el fondo está falta de objetivos y de esperanzas, cuando ésta se le revela como una época sin esperanzas, sin perspectivas y sin rumbo, y cuando la pregunta sobre el sentido último, inmediato y más que personal de todos esos esfuerzos y actividades -pregunta planteada de manera consciente o inconsciente, pero planteada al fin y al cabo-, no encuentra otra respuesta que el silencio del vacío, resultará inevitable que, precisamente a los individuos más rectos, esta cincunstancia conlleve cierto efecto paralizante que, por vía de lo espiritual y moral, se extienda sobre todo a la parte física y orgánica del individuo.
Para estar dispuesto a realizar un esfuerzo considerable que rebase la medida de lo que comúnmente se practica, aunque la época no pueda dar una respuesta satisfactoria a la pregunta "¿para qué?", se requiere bien una independencia y una pureza moral que son raras y propias de una naturaleza heroica, o bien una particular fortaleza de carácter.
La Montaña Mágica
Thomas Mann
Pocket Edhasa 2010

8 comentarios :

Aitana Luis dijo...

Bonico, del to.
El link de mi blog a tu blog por medio del título de la entrada, no funciona...
Avisado queda.

Besicos.

victorzurdo dijo...

Yo es que no hilo tan fino; si pinchando en el blog propiamente dicho se llega, vale.
Si hay voluntad, el destino se alcanza. Si no la hay, da igual si se llega.
Pero gracias por la atención, señorita.

Aitana Luis dijo...

Me temo que soy señora hasta que no lleguen los papeles del divorcio ;-)

Vida Frida dijo...

Generalmente, los que reciben la respuesta inmediata del entorno se muestran aburridos en poco tiempo (o el entorno se aburre de ellos).
A los que persisten hay que dotarles de carisma e inteligencia y encontraremos los movimientos más importantes de la humanidad.

victorzurdo dijo...

Aitana Luis: no tiene usted pinta de señora, señorita. Se la ve más fina.
Vida Frida: ¿cree que los movimientos más importantes de la humanidad son fruto de la genialidad de unos pocos individuos, o bien que éstos actúan como catalizadores de una inercia previa?
(Aunque yo sólo justificaba mi pereza echando balones fuera)

Vida Frida dijo...

El individuo da forma a una idea o necesidad colectiva, y sin el colectivo no sería nadie.
Pero no le quitemos el mérito de tener la capacidad de creer que algo es posible, y lo más importante, hacérselo creer a los demás.
Por eso es necesario el carisma, y la inteligencia para saber usarlo.
Mi falta de carisma justifica mi pereza.

victorzurdo dijo...

El mérito de ser catalizador no es poco.
Y sí, al final es pecado de pereza, pero cobijarse en el hecho de ser uno de los "individuos más rectos", mola.

Aitana Luis dijo...

Gracias por lo de fina señor Zurdo.
Los hay que me llaman niña, chica, muchacha, joven... hasta los hay que me llaman María.

;-)