domingo, febrero 06, 2011

Necesidad y placer

La pintura tiene un lenguaje más complejo, más sofisticado, más dificultoso que el dibujo. Pero la rapidez con la que el dibujo te permite relatar, expresarte, es inestimable. Es como la palabra.
Yo me inicié en el dibujo porque lo necesitaba para ingresar en la escuela de Bellas Artes. Había gente que estaba deseando abandonarlo por la pintura. Yo no. Yo siempre dibujaré porque me gusta la transcripción del mundo real a la simplicidad de ese lenguaje.

Porque siempre he tenido esa necesidad y ese placer.

Antonio López
Mis secretos en blanco y negro.
Entrevista por Gloria Otero
XLsemanal
Suplemento ABC nº 1214
30 de enero a 5 de febrero de 2011

2 comentarios :

VF dijo...

Para otros, sin embargo, no contar con el color es un enorme reto.
Reducir una imagen a pocas líneas es un trabajo de percepción, difícil de enseñar.
Y es que a veces lo que parece más simple, es lo más difícil.

victorzurdo dijo...

Menos es más, que dicen.
Porque a veces se definen más las cosas por aquello de lo que prescindes, que por aquello con lo que cuentas. Ahí es nada.