viernes, junio 30, 2006

Doble puntuacion

Sofia descansa, que bien merecido lo tiene. Y yo la dibujo con el pincel chino que me ha regalado. Un cosa extraordinaria, este pincel, que permite modular línea como nada que yo haya probado. Conviene mantener la muñeca en alto y apoyar sólo el codo, así que es necesario tener claro lo que se está haciendo. No es que yo suela encajar, pero con esto es impensable. Esa es la gracia.
Cuando no hay sitio para el error, el acierto puntúa doble.

7 comentarios :

Anónimo dijo...

No hay critica posible. Es precioso. Bss. AB

Anónimo dijo...

brutal!!
jajaja
te iba a decir en pricipio: qué pincel!! pero que va!!!
QUE MANOS TIENES VICTOR,HACES DIBUJOS TAN, TAN BONITOS!!!
enhorabuena,cada dia q pasa te sales mas....
que fuerte.. se me ha puesto la piel de gallina....

Sue

Anónimo dijo...

brutal!!!
jajajaja
iba a decirte en principio: qué pincel!! pero que va!! que manos tienes victor....
increble...
haces dibujos tan tan bonitos..
(se me han puesto los pelos de punta!!!/ el dibujo de sofi y el tu padre.. en fin...se salen)
cada vez te sales mas...
total!!!
un beso vic
Sue

Anónimo dijo...

no entiendo este blog para publicar las entradas,me ha hecho escribirlo dos veces y luego parece q en realidad esta,comouna presencia ausente...
NO " ENTIENDO" NADA
JAJAJAJ
susana

victorzurdo dijo...

ja, ja, ja
Lo siento, Susanica. Es que me reservo el derecho de censura, pero como un dictador benevolente, nunca la ejerzo, sólo que tengo que autorizar los comentarios, por eso no son instantáneos.
(Lo bonito es que lo que estás haciendo tú)

lagata dijo...

Yo tengo varios pinceles de esos chinos, y lo mejor es que algunos de ellos son recargables; o sea, tienen un depósito encima que puedes llenar de tinta y después no tener que ir mojando, por lo demás son iguales. Vienen en una caja como de plastidecor, y yo compré tinta roja y negra (de momento sólo los utilizo para repasar las témperas)... ¿Quieres alguno?

victorzurdo dijo...

Jamás había oído hablar de pinceles con depósito!! No puedo esperar a probar uno de esos. ¡Quedemos, quedemos!