lunes, septiembre 08, 2008

Avestruces en la India


Todo el mundo en la India, antes o después, mira hacia otro lado. Ante la pobreza extrema o los cuerpos castigados por la enfermedad, esconder la cabeza es un acto reflejo de supervivencia de un código moral que no puede mantener su vigencia en el nuevo contexto.
Y al volver a casa me pregunto cuánto de lejos debería irme para que todo lo que no quiero ver dejara de existir. Porque no estoy tan lejos; aún sé que existe. Y porque lo que pasa más cerca no es tan distinto.
Éste es un problema moral irresoluble, porque sólo admite remiendos, que no cambiarán las cosas.
Así que eso es lo que hay: aguja e hilo.

4 comentarios :

Aitana dijo...

También hay un consumo responsable, que al fin y al cabo sí está en nuestras manos.
Un besito guapito, que bonitos los dibujos.

Dinamita ACME dijo...

Amen

ANA dijo...

Las mismas avestruces aquí que allí. Mirar la realidad ya es un ejercicio de valentía. No es necesario ser un heroe aunque creo que asomarse a esa realidad es necesario. Te hechaba de menos wapo. Besazo. Muuuaaaccc.

sagitta dijo...

hola
me gustan tus dibujos
eres bueno