miércoles, junio 13, 2018

Churras y merinas

Es posible animar a los adultos occidentales a hacer comparaciones absurdas, pero no a los niños pequeños.
En una prueba experimental hecha con niños en edad preescolar, Giuseppe Mosconi mostraba seis imágenes, de las cuales cinco representaban mamíferos grandes y la sexta un barco de guerra.
Se pedía a los sujetos de la prueba que dijeran cuál de esas imágenes era "más diferente" de la séptima, que representaba unas ovejas. Aunque los adultos y los niños mayores señalaban el barco de guerra sin vacilar, sólo cuatro de 51 niños de edad preescolar hacían lo mismo.
Preguntados por qué no señalaban el barco, los demás respondían: "¡Porque no es un animal!".
Arte y Percepción Visual
Rudolf Arnheim
Alianza Editorial
Pinto(Madrid) 2008

No hay comentarios :